¿Deseando viajar?

Ahora que ya casi estás de vacaciones es el momento para pensar dónde viajar. Mira las ofertas de vuelos, coge la maleta y escápate!

Esta vez el destino ha sido caprichoso y ha querido que pases tus vacaciones en una de las islas más conocidas de España…IBIZA.

¿Qué hacer en Ibiza?

A pesar de que es una isla pequeña,  572km2, ofrece una gran variedad de alternativas al turista, desde relajarse en una de sus maravillosas calas, algunas inaccesibles por tierra, hasta las mejores discotecas del verano donde pinchan los mejores DJ´s del mundo.

Playas

De entre las muchas playas y calas que tiene Ibiza, vamos a destacar 5 que merece la pena que sean visitadas.

La primera es cala Conta. Está situada a unos 15 minutos de San Antonio, al Oeste de la isla. Parece una pequeña playa situada en medio del mar. Sus aguas son turquesa y la arena fina.

La playa de Benirrás es una pequeña bahía en la que los atardeceres son mágicos. Se llena tanto de gente como de barcos para contemplarlos. Además, son muy usuales las timbaladas que se dan cita en este lugar en casi cada atardecer.

Si te quieres aislar del mundo, te recomiendo que visites cala Xuclar. Es una pequeña cala arenosa situada a sólo 5 minutos de San Antonio. Es un pequeño paraíso, un remanso de paz.

Cala Salada está rodeada totalmente de vegetación y es uno de los destinos preferidos por los propios ibicencos, por algo será…

Aunque la bahía de Caló Des Moro no es de las top 5 de Ibiza, he decidido incluirla porque está repleta de bares perfectos para disfrutar de una copita. Además, allí se encuentra uno de los sitios más famosos de toda la isla, Café del mar, estupendo lugar para disfrutar de un maravilloso atardecer.

Actividades deportivas

Como toda isla, ofrece una gran variedad de deportes acuáticos. El buceo es de los más demandados ya que se puede practicar en casi todas las playas. Eso sí, siempre bajo la supervisión de profesionales. Otro deporte que está últimamente de moda es el kayak. También se puede practicar surf, windsurf, remo, rafting, kitesurfing, bodyboard, esquí acuático y un largo etcétera.

Pero, gracias a que la isla está rodeada de parques naturales, es ideal también para practicar senderismo, montar a caballo, rutas en mountain bike y golf.

Fiesta

Probablemente este sea uno de los puntos que más le interesa y busca la gente cuando visita Ibiza.

Para empezar, en la playa d’en Bossa está situado el bar Bora Bora que a media tarde se empieza a llenar de gente con ganas de disfrutar de su potente música house. Uno de los mayores atractivos es que, mientras bailas extasiado por la música, sobrevuelan cada 10 minutos y muy cerca de ti aviones.

Las 5 discotecas más importantes de Ibiza son: Amnesia, Privilege, Pachá Ibiza, Space y Es Paradis. Todas ellas ofrecen casi todos los días espectáculos en directo de luz, gogos, performances, gente con cuerpos y disfraces alucinantes  y música con muchos muchos vatios de potencia. Eso sí, si no encuentras a algún relaciones públicas durante el día que te invite a entrar a la discoteca poniéndote una pulsera, ten en cuenta que las fiestas son caras, de los 30 euros hasta los 100. Pero seguramente nunca antes habrás vivido y sentido espectáculos de tales magnitudes.

Gastronomía

Lo más famoso, en las Islas Baleares en general, es la sobrasada y la ensaimada así como su espectacular licor de hierbas. Pero, pensando más allá de estos productos, encontramos una gran variedad de platos muy mediterráneos y exquisitos.

Entre los más famosos destaca la borrida de ratjada que es raya guisada con almendra picada, ajos, pimientos, cebolla, tomate, patatas y vino blanco, la langosta guisada con calamares y licor de hierbas, guiso de pescado servido con patatas hervidas y alioli, arroz caldoso a base de pescado y marisco y sofrit Pagés que es una sofrito de pollo payés, sobrasada, patata, butifarra y cordero.

Tres Curiosos Festivales

Hay que ver la cantidad de fiestas, celebraciones y/o festividades tan diversas que hay a lo largo del mundo. Las diferentes culturas, antecedentes en la historias, costumbres y demás factores, han influido hasta el punto de hacer celebraciones de lo más curiosas.

Muchas de estas celebraciones muy originales, haciendo de la manera más creativa un evento en el que sus asistentes son los que más lo disfrutan.

Aquí os dejo tres de los festivales que más me han llamado la atención. No he podido asistir a todos todavía, pero están en mi lista de deseos.

 

Holi, la Fiesta de los Colores

Holi

 

Es un festival con origen religioso hindú que se celebra en India, Nepal y Guyana con la primera luna llena del mes de marzo. Holi es el festival de los colores, en el que desde los más pequeños hasta los más mayores se sumergen en las más variadas y vivas tonalidades cromáticas.

Dependiendo de la zona y país, este festival se puede celebrar de distintas maneras teniendo en cuenta la interpretación del mito hindú que tiene como origen este festival.

Llenarme de colores y ver como la demás gente se impregna de la alegría que éstos transmiten creo que debe de ser una experiencia magnífica.

 

Fiesta Internacional de Globos de Bristol

Fiesta Internacional de Globos de Bristol

 

Este festival también es conocido en inglés como Bristol Ballon Festival se ha convertido en una de las atracciones turísticas más curiosas de la ciudad durante el mes de agosto.

Tuve la oportunidad de asistir a este festival cuando estaba haciendo uno de los cursos de mañana con BLC English para mejorar mi inglés. Tengo que reconocer que una de las cosas que me enamoró de la ciudad fue este festival. Fue increíble ver todos los globos en el cielo, la multitud de colorido y el paisaje maravilloso que se podía observar desde tierra. Supongo que ver el paisaje desde el cielo también sería una imagen muy agradable.

Además de los ascensos en globos, también había música en directo, mercadillos y un ambiente muy agradable.

Aprender inglés en Bristol fue una gran experiencia, pues aprendí muchas cosas además de un idioma.

 

El Festival del Queso Rodante

Festival del Queso Rodante

 

El Coper’s Hill Cheese-Rolling and Wake, su nombre inglés, se celebra en Gloucestershire, Inglaterra durante el mes de mayo.

El festival consiste en lanzar un queso gloucester enorme, de unos 3 kg, desde la colina de Cooper y que los participantes corran detrás del queso. El primero que llegue a la meta se queda con el queso. Se celebran cuatro carreras en las que cada año hay más participantes.

Como amante del queso, tener una pieza de 3 kilos enfrente de mi sería todo un placer, por eso mismo me llama la atención. Aunque también tengo que reconocer que la idea de rodar por una colina con lo que ello conlleva puede resultar un tanto arriesgado.