Tres Curiosos Festivales

Hay que ver la cantidad de fiestas, celebraciones y/o festividades tan diversas que hay a lo largo del mundo. Las diferentes culturas, antecedentes en la historias, costumbres y demás factores, han influido hasta el punto de hacer celebraciones de lo más curiosas.

Muchas de estas celebraciones muy originales, haciendo de la manera más creativa un evento en el que sus asistentes son los que más lo disfrutan.

Aquí os dejo tres de los festivales que más me han llamado la atención. No he podido asistir a todos todavía, pero están en mi lista de deseos.

 

Holi, la Fiesta de los Colores

Holi

 

Es un festival con origen religioso hindú que se celebra en India, Nepal y Guyana con la primera luna llena del mes de marzo. Holi es el festival de los colores, en el que desde los más pequeños hasta los más mayores se sumergen en las más variadas y vivas tonalidades cromáticas.

Dependiendo de la zona y país, este festival se puede celebrar de distintas maneras teniendo en cuenta la interpretación del mito hindú que tiene como origen este festival.

Llenarme de colores y ver como la demás gente se impregna de la alegría que éstos transmiten creo que debe de ser una experiencia magnífica.

 

Fiesta Internacional de Globos de Bristol

Fiesta Internacional de Globos de Bristol

 

Este festival también es conocido en inglés como Bristol Ballon Festival se ha convertido en una de las atracciones turísticas más curiosas de la ciudad durante el mes de agosto.

Tuve la oportunidad de asistir a este festival cuando estaba haciendo uno de los cursos de mañana con BLC English para mejorar mi inglés. Tengo que reconocer que una de las cosas que me enamoró de la ciudad fue este festival. Fue increíble ver todos los globos en el cielo, la multitud de colorido y el paisaje maravilloso que se podía observar desde tierra. Supongo que ver el paisaje desde el cielo también sería una imagen muy agradable.

Además de los ascensos en globos, también había música en directo, mercadillos y un ambiente muy agradable.

Aprender inglés en Bristol fue una gran experiencia, pues aprendí muchas cosas además de un idioma.

 

El Festival del Queso Rodante

Festival del Queso Rodante

 

El Coper’s Hill Cheese-Rolling and Wake, su nombre inglés, se celebra en Gloucestershire, Inglaterra durante el mes de mayo.

El festival consiste en lanzar un queso gloucester enorme, de unos 3 kg, desde la colina de Cooper y que los participantes corran detrás del queso. El primero que llegue a la meta se queda con el queso. Se celebran cuatro carreras en las que cada año hay más participantes.

Como amante del queso, tener una pieza de 3 kilos enfrente de mi sería todo un placer, por eso mismo me llama la atención. Aunque también tengo que reconocer que la idea de rodar por una colina con lo que ello conlleva puede resultar un tanto arriesgado.

y…¿nuestros jóvenes?

Todavía recuerdo mi primera entrevista de trabajo, fue en Madrid, en un pequeña consultoría de marketing, al lado del barrio de Tirso de Molina. Esa noche no pude conciliar el sueño, estaba muy nerviosa, pero a la vez muy segura de mi misma ya que sabía todo lo que se podía saber sobre marketing. Yo soy licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Complutense de Madrid, donde recibí una muy buena educación.

Aquella mañana de octubre me levanté a las 7.30h, me preparé un buen café con 2 tostadas, me duché y me arreglé. A las 9h ya estaba delante de la oficina. Me recibió un hombre y una mujer, parecían muy amables. Me empezaron a preguntar por mis conocimientos y por la vida en general. Se dejaba ver una sonrisa en sus rostros, por lo que cuando acabamos estaba casi segura de que iba a conseguir el trabajo.

Así fue, 2 días después me llamaron para confirmarme de que tenía que presentarme el lunes de la semana siguiente para empezar a trabajar. Recuerdo que por mi casa estaba mi padre y fui directamente hacia él a contarle la noticia, los 2 nos abrazamos fuertemente.

Ahora, en 2012 las cosas han cambiado muchísimo. Estamos viviendo tiempos muy difíciles y nuestros jóvenes no encuentran trabajo y lo peor es que no es una cuestión ni de actitud ni de aptitud, sino que simplemente la crisis y la mala gestión de los gobiernos, se han merendado todo el trabajo que se podía ofrecer.  Me da pena ver como los todos los partidos políticos sin excepción no se centran en nosotros, las personas, y siguen peleándose ellos mismos promulgando fórmulas que no dan ninguna solución, aunque eso sí, en lo que sí que se ponen de acuerdo es en mantenerse sus sueldazos y garantizarse una jubilación que todos firmaríamos.

Pero, por experiencia cercana, lo que más pena me da es ver como mi sobrino, que tiene 24 años y cuenta ya con 1 carrera, un máster, 5 prácticas, de las cuales 2 han sido en el extranjero y sabe 3 idiomas,  todavía no tiene un trabajo fijo. Es decir, que está mucho más preparado que cuando yo acabé mis estudios, y le ha sido imposible encontrar una estabilidad laboral. Me acuerdo que cuando volvió de sus últimas prácticas en Francia, me decía “tía, esta vez sí que consigo algo”. Pero no ha sido así, de las pocas entrevistas que le han llamado, unas eran para ofrecerle otras prácticas y otras simplemente no le pagaban.

Triste, pero es real…

Bueno, no querría acabar este primer post siendo pesimista, por eso he querido poner esta foto, porque refleja de forma muy directa la realidad, la esperanza está sólo en nuestras manos.